You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

Productos

Buscar por Ambiente

Buscar por Efectos

Buscar por Color

Buscar por nombre

×

Cómo limpiar las cerámicas del baño

El placer de vivir el baño súper limpio y sin aureolas.
Estos son los secretos para limpiar el baño y las juntas de las cerámicas.

Es sabido que el cuarto de baño es el lugar privilegiado para relajarse, donde disfrutar de momentos íntimos con una lentitud total, pero también es el lugar para darse una ducha fugaz y maquillarse en tiempo récord, especialmente cuando estamos retrasados. La limpieza del baño se pospone inevitablemente, si bien todos desean superficies resplandecientes y sin marcas.
Aquí damos algunos secretos para limpiar las cerámicas del baño de forma natural y sin demasiado esfuerzo.

None

¡Empecemos por la Ducha!
Las gotas que quedan, cuando estamos apresurados, pueden dejar manchas y aureolas de caliza.
Para eliminarlas, es suficiente rociar una solución de agua y vinagre blanco en iguales cantidades sobre las superficies de la cabina de ducha, dejando actuar durante unos minutos y luego secar con una escobilla de goma y limpiar con un paño, preferentemente antiestático. 

Cómo limpiar las cerámicas
Para las cerámicas es suficiente añadir a la solución de agua y vinagre blanco algunas gotas de detergente para platos o de jabón de Marsella (preferentemente ecológico), mezclar y aplicar sobre las cerámicas con un pulverizador, frotar con una esponja no abrasiva, aclarar con agua caliente y secar con un paño seco. 

Cómo limpiar las juntas de las cerámicas
A menudo las juntas de las cerámicas son la parte más difícil de limpiar sin bien es sencillo mantenerlas limpias.
Procúrese un cepillo de dientes, bicarbonato de sodio y agua oxigenada. Moje el polvo con algunas gotas, sumerja el cepillo de dientes y frótelo por las juntas de las cerámicas. Después de haber cepillado con fuerza, volverán como nuevas.

Otra arma infalible para limpiar el baño es el vapor.
Si posee un electrodoméstico de vapor, pase el chorro sobre las superficies y sobre las juntas antes de la limpieza tradicional, obtendrá un resultado impecable y una profunda acción desinfectante.

None
None

Dado que la cerámica es ecológica, de origen natural y completamente reciclable, hemos optado por soluciones más bien naturales y compatibles con el medio ambiente, sin embargo, en caso de que se utilicen detergentes químicos o productos agresivos, la cerámica no se altera ni se mancha, manteniendo inmutable su belleza con el correr del tiempo.

La cerámica es analérgica, higiénica, resistente, segura y versátil, tan virtuosa que limpiarla será un verdadero placer.
No retiene la suciedad ni las bacterias y no libera sustancias, por lo que es el material ideal para el mobiliario de la cocina... incluso para los lugares donde los niños gatean

Descubre todas las virtudes de la cerámica.